miércoles, 26 de noviembre de 2014

APUNTES SOBRE LA HISTORIA DE LOS JUGUETES DE PAYA HERMANOS.


1893. Desde el taller de hojalatería se inicia de la fabricación de juguetes. Realizan menaje miniaturizado manejando la hojalata y la soldadura. Lo venden en las ferias y mercadillos de la comarca.

A principios del siglo XX abandonan la soldadura al introducir la técnica del engafado a base de moldes de madera dada su habilidad en la manipulación de la hojalata. La energía que usaban se generaba por tracción animal. Un burrito dando vueltas, movía el malacate de las máquinas.

1905. Rafael Payá Picó vende a tres de sus hijos, Pascual, Emilio y Vicente, la hojalatería el día 3 de Febrero.

1909. Se celebra en Valencia la Exposición Regional y Payá participa en la misma con una vitrina modernista que contenía ya una amplia variedad de modelos de hojalata. Solicitan su participación, con el nº 95, del siguiente modo: “La Sin Rival. Fábrica de juguetes metálicos. Sistema Payá. Construcción por medio de engafes. Resistencia increíble”. Se les galardona con medalla de oro.


1910. Se les invita a participar y concurren a la Exposición Nacional de 1910 también en Valencia y en la que se celebró en Buenos Aires con motivo del primer centenario de la independencia de Argentina.
El éxito obtenido por sus fabricados ya a nivel internacional, está en la base de los inicios de la competencia. Cuatro de sus empleados se independizan creando la firma A.B. Verdú y Cía. que siete años más tarde se convertiría en Rico S.A.

1912. Se convierte en Cía Regular Colectiva con la nombre de Payá Hermanos.
En esa época la energía ya la producen con un motor de gas pobre. Se supera el centenar de trabajadores que llegan a 200 en los incios de los años veinte.

1924. Se transforma en S.A. el 2 de julio con un capital social de un millón de pesetas. La extensión de la fábrica era de unos dieciséis mil metros cuadrados.

1931. Payá sacó al mercado el emblemático coche de carreras Bugatti y el primer tren eléctrico superando los anteriores que eran de arrastre y con resorte de cuerda.

1934. Raimundo crea la marca Rai con la que nombra a la novedad mundial del primer cine sonoro que incorporaba música e imágenes. El Cine Sonoro Rai se patenta en 6 naciones diferentes: USA, Inglaterra, Francia, Alemania, Suiza y Argentina.

1936. Aparece la famosa moto Tuf-Tuf.
El 3 de Noviembre se cede la empresa a los Sindicatos Obreros que junto a Rico pasan a formar la empresa Industrias Payá y Rico socializadas. U.G.T.

1937. El 14 de septiembre convierten la empresa en Cooperativa Rai. El número de obreros era de 500. 350 de ellos eran mujeres.

1938. La Subsecretaría de armamento se hace cargo de la cooperativa. Pasa a ser la fábrica nacional nº 27 y la destinan a la producción de balas. Especialmente las de calibre de 7 mm, espoletas y otros materiales bélicos. Se trabajaba 24 horas todos los días de la semana.

En tiempos de guerra se fabricó un miliciano de hojalata con fusil al hombro y puño levantado que fue una transformación del policía que ya figuraba en catálogo con anterioridad.
Otra producción atípica fue la fabricación de monedas de curso legal solo para el pueblo. Se emitieron 10.000 monedas de una peseta y otras de real.

1939. Tras múltiples vicisitudes, terminada la guerra, la fábrica vuelve a sus propietarios originales. Si difícil era conseguir materias primas más aún lo era conseguir energía debido a las restricciones. Para paliar estos inconvenientes se volvió a utilizar el motor de gas pobre que incluso sirvió, en ocasiones, para dar luz a todo el pueblo.
Para solucionar el problema de la materia prima se recurrió a los botes de conserva. Todo eran economías también en los modelos. Este fue el momento en que hicieron su aparición los coches pulga.

1943. Se concede a Pascual Payá Lloret la medalla de oro al mérito del trabajo. En septiembre se pone en marcha la Escuela de Aprendices y Formación Profesional con el fin de formar a los empleados del taller mecánico en las especialidades de matricería y ajuste. La escuela fue la cuna de los nuevos empresarios que contribuyeron a engrandecer y promocionar la industria juguetera ibense.

1944. Se fabrica la locomotora de tren Santa Fé al mismo tiempo que RENFE la pone en funcionamiento. Payá obtuvo los planos. En esta época fueron los trenes el juguete mimado por Payá y por el mercado por eso su imagen, durante mucho tiempo se asoció con los trenes.

1948. Se inaugura oficialmente la fábrica de Payá en Alicante aunque realmente había comenzado en 1945. Se especializó en juguetes destinados a las niñas como el famoso Palomitón, Dulcecotón y las cocinitas.

Payá adquiere la primera máquina que se importó en España de inyección de plástico.
Siguen años de expansión.

1962. Se fabrica el Tiburón Citroen Payá que es el primer juguete que se publicitó en Televisión. Y se continua con la fabricación de otros muchos coches de carreras como el Lotus el Ferrari 250-P-5, el Le Mans. El moto-ciclón, el Mercedes C-111, todos ellos teledirigidos, efectos luminosos y puertas practicables, y las pistas de carreras bajo la licencia Strombecker y la gran serie de camiones y tractores de Barreiros.
1985. Después de años de bonanza la crisis juguetera termina con la empresa que se ve obligada a hacer suspensión de pagos. Surge entonces la Cooperativa Payá.

Los fondos de juguetes de Payá, 4.400 piezas, pasan a constituir el mayor acervo
Del Museo Valenciano del Juguete de Ibi.

2 comentarios:

Preste Juan dijo...

¡Qué interesante!

Vaciart Bcn dijo...

Felicidades por su blog. Nosotros estamos en Barcelona. Les seguimos en redes sociales. Saludos. http://www.vaciart.com