lunes, 11 de enero de 2010

Pascual Payá LLoret de iletrado a personaje Ilustre de España

PASCUAL PAYA LLORET DE ILETRADO A PERSONAJE ILUSTRE DE ESPAÑA.

Raimundo Payá Moltó
raimundopaya@telefonica.net


En el padrón de 1889 de Ibi dice que en la calle San Blas nº 43, vive, con su familia, Pascual Payá Lloret de once años. No sabe leer ni escribir.
Esta circunstancia es comprensible a la luz de la realidad sociocultural del Ibi de aquellas décadas de finales del siglo diecinueve y principios del veinte. Según el padrón, sólo dieciocho personas tienen una capacidad media o alta y más de la mitad de ellos eran maestros y curas, a otra mitad, terratenientes.
Todavía en 1920 cuando la industria ya desempeña un papel importante en la economía local casi la mitad de la población de Ibi era analfabeta. Si bien eran un porcentaje similar o incluso inferior a la media provincial, se alejaba de la media de Barcelona, ciudad donde radicaba la competencia del juguete.
Mi familia, conscientes de las limitaciones que su preparación, meramente artesanal, representaba para una industria que había alcanzado unas dimensiones muy superiores al antiguo taller familiar, trataron de aminorar este problema desde fechas tempranas pagando a sus trabajadores para que pudieran realizar estudios nocturnos y no sólo a los varones. Lo atestiguan los avisos que la empresa colgaba en el tablón para los empleados y que se conservan en el Museo del Juguete, de los años 1919, 21 y 23 en las que se dicen:
“Quedan abiertas clases gratuitas nocturnas para todos los obreros y obreras de nuestras fábricas que deseen asistir a cualquiera de las escuelas de los Sres. D. Anselmo Coloma, D. Pedro Más, D. Tomás Picó y D. Alvaro Verdú; se entiende, que los honorarios de dichas clases serán de nuestra cuenta”. Incluso en la nota de 1923 dice que “Queda abierta clase nocturna para el personal de esta fábrica que deseen asistir a la escuela de D. Francisco Fau Peidró, quienes deseen asistir deberán solicitar antes en nuestras oficinas la correspondiente papeleta”.
Ya después de la guerra civil en 1942, Payá creó la Escuela de Aprendices, y la de Formación Profesional, esta vez sí sólo para los muchachos, eran otros tiempos. Su labor de formación se orientó especialmente a los ajustadores y matriceros. Procuró a los muchos que allí se formaron unos conocimientos de gran valía reconocidos a través de los Premios que consiguieron sus alumnos Juan Vicedo y Ramón Valero en diferentes concursos provinciales, nacionales e internacionales. Otros no lograron premios pero su formación contribuyó a sentar las bases que han permitido que el pueblo de Ibi tenga un desarrollo industrial.
Esta inquietud por la formación, en principio para salir del analfabetismo y posteriormente para labrarse un porvenir profesional, que siempre tuvo el abuelo Pascual es un legado inapreciable que Payá dejó para el pueblo y estoy seguro de que las circunstancias que rodearon su infancia pesaron mucho a la hora de persistir en este gran empeño. Quiso ahorrar a los demás lo que él tuvo que sufrir.
Días pasados he recibido una carta de la Real Academia de la Historia en la que me notifican que la Comisión de Ciencias Económicas, Políticas y Sociales de la Real Academia de la Historia, constituida por sus excelencias: Da. Carmen Iglesias, D. José Angel Sánchez Asiaín, y D. Manuel Jesús González, han considerado la inclusión de la biografía de D. Pascual Camilo Payá Lloret en la obra: Diccionario Biográfico Español de Personajes Ilustres. Carta que entregué a nuestra Alcaldesa para que quede en el Archivo Municipal y para que las autoridades municipales actúen como crean conveniente ya que como Personaje Ilustre de España nacido en Ibi, sólo tienen a mi abuelo Pascual.
Y para terminar quiero hacer saber que la cadena de Televisión Valenciana Punt Dos en un programa que van a iniciar llamado “Pioners”, dedicarán una sesión al abuelo Pascual. En cuanto sepa el día en que va a emitirse lo notificaré por este mismo medio.

4 comentarios:

Basseta dijo...

Lo ocurrido en Ibi desde la puesta en marcha de la fábrica Paya es la prueba más evidente del efecto multiplicador que tiene la más mínima inversión en educación.

Saludos cordiales.

gonzalogp dijo...

No estoy de acuerdo para nada en el hecho de que hagas creer en tus escritos y manifestaciones que la historia de la fábrica está depositada en tu abuelo y tu padre. Habrias de poner por igual a los tres hermanos fundadores y no lo haces. Y sigo sin entender lo de la Academia, aunque me alegra que se acuerden de la familia PAyá no entiendo porque no se concede el reconocimiento a los tres hermanos por igual. ¿Tu lo entiendes? Claro que el primero que no lo hace eres tu. ¿no?. Hizo más tu padre por la empresa que Vicente, por poner un ejemplo?
"
Estás confundiendo a todo el mundo, mira lo que escriben en la página del museo de hojalata casa de las flores - candeleda:
"Rafael Payá, de profesión hojalateros, empezaron a principios del siglo XX y por la iniciativa privada de, que tenía un pequeño negocio de fabricación de elementos y utensilios de hojalata: aceiteras, potes, utensilios y recipientes para los heladeros de Ibi (Alicante), aprovecho la técnica de fabricación para crear pequeños juguetes.


Tenemos documentación para testificar que Pascual Payá empezó en 1897 a fabricar el primer juguete. Los primeros que se fabricaron eran copias en miniatura de los objetos cotidianos, que se hacían para la casa, como por ejemplo la vajilla: platos, ollas, aceiteras, ..." Pero en qué quedamos¿?. Confunden a Rafael, patriarca de los tres hermanos fundadores, con Pascual, hijo suyo, uno de los 3 hermanos fundadores.
Dicen que Rafael empezó a fabricar pequeños juguetes a principios del siglo XX y sin embargo pueden probar que fue Pascual a finales del 19 fabricó el primer juguete, no te parecen un poco antitéticos?, no se deberá a que quien les informa podría hacerlo -sin darse cuenta- con un cierto interés personalista?. Por favor, ya está bien, no hay que personalizar, ya que en este caso es como engañar, "los 3 son idénticamente importantes" y lo sabes.
Un saludo.

Raimundo Paya Molto dijo...

No fué en 1897 sino en 1893 cuando Pascual Payá LLoret empezó a fabricar los primeros juguetes .
Los 3 no son identicamente importantes pues Emilio y Vicente vivían la mayor parte del tiempo en Valencia y de hecho en 1912 cuando empiezan a fabricar cuchillería es en Valencia estando al frente de la fabrica ellos 2 hasta que tienen que cerra la fabrica en Valencia y trasladarla a Ibi.

Gonzalo Gosálbez P dijo...

O sea q tres socios exactamente idénticos, como asi lo quiso su padre, -los tres que trabajaban con él- llegas tú y sentando cátedra decides que no son iguales. Espero que no te importe explicarte un poco más.